viernes, 18 de mayo de 2007

INTRANSIGENCIA TOTAL


Uno tiene poco de censor, pero también poco de transigente con la imbecilidad. La típica gracia de la enfermera como icono sexual tiene poco de original, brillante, imaginativo y menos aún de “neutral” o inconsecuente. Me encontré con la imagen que veis en una revista musical y la escaneé (la "enfermera" la puse borrosa yo, claro). Habrá quien lo considere gracioso, pero el poso que deja, con mayor o menor subniminalidad, a la profesión, es muy dañino. La gente comenta: “es broma..no hay que tomarlo en serio…etc” pero curiosamente este tipo de "bromas" se hacen apenas con 2 o 3 profesiones y siempre para degradarlas. Nunca con otras. Nunca con ninguna de las del “poder”. Luego, ocurren los equívocos que ocurren. La gente de 3º andaba indignada porque en la exposición de pruebas de las orlas de toda la universidad, cada carrera tenía en el centro su correspondiente escudo pero en la orla de Enfermería, éste había sido sustituido por el empresario por 4 “enfermeras” medio desnudas rodeando a un tipo totalmente desnudo y en erección. Como lo lees. Todas las fotos de alumnas, alumnos y profesora/es, rodeando tan “académica” imagen. ¿Dónde está la gracia? Entre todas las orlas, la nuestra “dando el cante”. El daño profesional es evidente, siempre queda. No se puede transigir. Hay veces que en los carteles de las fiestas de Enfermería para sacar pelas para el viaje de estudios, se añaden dibujos y textos que dicen muy poco de la profesión. ¿Para sacar un par de entradas más? La imbecilidad es cosa de imbéciles. En la foto, publicidad de unos “pringlaos”. Habrá quien lo vea gracioso, pero una enfermera en bata miniminiminifaldera, con medias negras y tacones, al nivel de unas aspirinas, unas gafas o una bolsa para potar, dice poco de una profesión. Las imágenes NUNCA son neutrales. Será por eso que yo ahora engullo cualquier tipo de patatas o aperitivos y nunca me “pringlo” de porquerías toxico-radiactivas.

4 comentarios:

Consu dijo...

Di que sí. Pssss yo también estoy arta de escuchar cosas por el estilo, pero lo peor de todo es que nosotras/os lo cosentimos, en vez de reivindicarnos, y empezar a valoranos más, parece que se nos olvida que somos una prefesión muy digna y en mi opinión una de las más bonitas jajaj (que va a decir una enfermera) jajajja, fuera bromas, o empezamos a valorarnos mas o nunca nos tendran en cosideración. Un besito.

elías dijo...

La autocrítica suele ser buena, pero la manía que tenemos en Enfermería por tolerar a quienes nos agreden, automachacarnos y respetarnos poco a nosotros mismos/as, no la entiendo. AUTOESTIMA y ...creer en lo que se hace. No dudes ni por un segundo que es la profesión más bonita que existe.

sgm dijo...

A mi me quema la sangre cuando veo una enfermera vestida de esa manera y sobre todo me da mucha rabia que cuando al decir a gente que estoy estudiando enfermería a veces haya habido algún comentario; o incluso en libros de enfermería de la biblioteca he visto cosas algo fuertes hacia la profesión. Lo que nos sacó de quicio a unas compañeras y a mí fue el año pasado cuando en uno de los carteles de fiesta de enfermería de tercero se insinuaban cosas que estaban fuera de lugar...En fin que espero que poco a poco las cosas cambien, que de verdad la gente no sabe lo bien que te puedes sentir sabiendo que dentro de prácticamente nada estarás haciendo algo de lo que nos vamos a sentir muy orgullosos.Un beso

sandía nº 3 dijo...

Bueno, haciendo referencia a lo de los carterles de las fiestas de enfermería; recuerdo que yo despotriqué sobre ellos todo lo que pude y más; y con lo que me encontré fue con pasotismo de algunos de mis compañeros sobre el tema, y otros tantos que no lo veían como una ofensa grave ("ea, siempre ha sido así..."). Me alegra saber que hay enfermeros que quieren romper con esa imagen; ya va siendo hora.

Muy interesante esta entrada Elías. Comparto totalmente todo lo dicho en ella.