domingo, 29 de abril de 2007

GUAPOS, GUAPAS Y HETEROCROMÍA

Cuando en pantalla vemos lucir esos ojazos a gente como “la” Pataki, Jessica Alba, D. Beckham o Brad Pitt; la cosa tiene algo (sólo algo) de truco. Las fuertes luces con las que se realizan las grabaciones hacen que la pupila se minimice (miosis) y por tanto todo el iris quede gigante mostrando todo su esplendoroso color. Al respecto hay incluso una mítica figura del rock a quien la naturaleza le ha hecho ir más allá. Es el caso de David Bowie, quien nació con heterocromía (ojos de diferentes color). Bowie, apodado el duque Blanco o el rey de Glam, ha tenido, como los geniales pintores, épocas muy diversas a lo largo de su trayectoria en el pop-rock, pero es indiscutible su elegancia, buen hacer, y ahí están un buen puñado de temas imprescindible para comprender la historia del rock. Como se aprecia en la fotografía, el hecho de que cada ojo tenga un color, le hace padecer también de una anisocoria (pupilas de diferente tamaño) que es algo preocupante en cualquier persona “normal”, aunque no en su caso (por la misma razón se explica que la luz les moleste más a personas de ojos claros). Las causas de heterocromía son diversas: por transmisión familiar (sobre todo), fármacos para el glaucoma, neurofibromatosis o Síndrome de Waanderburg entre otras. Luego, vendrían las lentillas para cambiar los colores de los ojos y otras posibilidades como la usada por el inefable Marilyn Manson a quien por cierto, pronto tendremos tocando cerca de estas tierras. PD: Alguien me pedía algo de rock en el blog y ya van dos alusiones seguidas. Gracias y … por algo se empieza.

4 comentarios:

sandía nº 3 dijo...

El único problema que tiene este blog es que le dedico más tiempo que a los propios apuntes... jejeje.

Buenísimo, de verdad.

Larga vida al rock 'n' roll!!!

eme_cú3 dijo...

Gracias. Hay tiempo para todo seguro, y la idea es que la lectura sea entretenida,informal y que conlleve alguna información de interés. Pero bueno, pediste por tu boca y ahí tienes ya algo. Habrá más. ¡larga vida!

Anónimo dijo...

¡Hola Elías!
El otro día leí que cuando alguien se encuentra solo y nota un posible ataque al corazón ,podría hacerse una auto RCP, tosiendo y respirando profundo ,¿qué hay de cierto en todo esto?

Ha sido una buena idea hacer este blog. Saludos

eme_cú3 dijo...

Hola :
Gracias. Mira, yo recibí hace tiempo esa presentación de Power Point y matizarla sería espacioso (tal vez lo haga en clase). Adelanto que una RCP tiene sentido en una parada y en la parada hay inconsciencia, por tanto imposible una autoRCP. Habla de ataque al corazón. Eso no es sinónimo de parada. No tendría sentido hacer (o hacerse) una RCP sin parada. No obstante, si que la maniobra descrita lleva razón en que la tos favorece un brusco retorno venoso y por tanto llegada de sangre a la circulación menor, cuestión que en malas circunstancias ayuda a salir de apuros, pero todo eso está expuesto MUY CONFUSO en la presentación. Mejor la comento en clase, es interesante tu propuesta. Gracias y un saludo (espero seguir viéndote por aquí)